salud-del-bebe

Cómo garantizar una salud 100% de tu bebé

Mantener a nuestro bebé saludable, es algo complejo porque influyen muchas variables, pero te digo que hay tres elementos que son muy significativos para crezcan sanos y hermosos: el control médico y la vacunación, la alimentación y la crianza que le des.

Control médico

La visita periódica al pediatra anticipa cualquier problema de salud de pudiera enfrentar nuestros hijos o combatir enfermedades que presenten, además que es muy beneficioso por las charlas de orientación que nos pueden impartir mientras esperamos para ser atendidos.

Si llevas completo el esquema de vacunación establecido en tu país, también le evitarás a tu bebé enfermedades como la tos ferina, la poliomielitis, el sarampión o la rubeola…infecciones que atacan a los pequeños y que dejan secuelas nefastas o en el peor de los casos llevan la muerte.

Alimentación

Una buena nutrición y una dieta balanceada ayudan a que los niños crezcan saludables. No importa si su hijo es un niño pequeño o un adolescente. Si logra que tengan buenos hábitos alimenticios no tendrás que preocuparte por la anemia, la avitaminosis, la diabetes o la hipertensión infantil entre otras. Enfermedades que en la mayoría de los casos se adquieren por una mala o mejor dicho una incorrecta alimentación

Pero no solo estás cuidando la infancia de tu hijo al procurarle alimentos sanos y naturales de igual modo le estás disminuyendo los riesgos de padecer en la adultez enfermedades cardiovasculares y la obesidad.

Crianza

A lo mejor te parezca una locura quede cómo eduques a tu hijo, depende también su salud, pero ya verás porque te digo. En los primeros años de vida, la salud de nuestro bebé depende en gran medida de cómo nosotros lo manejemos y los hábitos de salud que tengamos.

Si unido a esto, estimulamos al bebé a través de juegos y ejercicios no sólo contribuimos a su desarrollo físico sino también a su salud mental. Proveer de amor, seguridad y un ambiente armónico, favorece el crecimiento, eleva la autoestima del pequeño y por ende un comportamiento adecuado en la sociedad.