patrick o'brian

Patrick O’Brian: ¿el mejor escritor de novelas de alta mar?

Sin despreciar a otros grandes de las novelas de aventuras como Emilio Salgari o Robert Louis Stevenson, el novelista y traductor británico Patrick O´Brian ocupa un lugar cimerio entre los grandes escritores de novelas de alta mar de toda la historia.

Nacido en 1914 en Buckinghamshire,  Inglaterra y bautizado como Richard Patrick Russ, se cambia el nombre en agosto de 1945, cambió legalmente su nombre por el de Patrick O’Brian haciendo honor a sus raíces irlandesas.

O´Brian y la marinería

La pasión por la historia de la Armada Inglesa de la época del almirante Nelson se hace evidente en este autor, y más aún su empeño en que la historia de esta institución no se pierda. Además de la saga de Aubrey-Maturin, O´Brian publicó un libro de textos para jóvenes sobre el tema, en Hombres de mar y guerra. La armada en tiempos de Nelson (1974).

Pero lo que realmente lo lanzó a la fama y puso en alto el nombre de la Armada Inglesa fueron sus 20 novelas sobre el capitán de navío Jack Aubrey y su amigo el cirujano Stephen Maturin.

La primera de ellas vio la luz en 1970 y se llamó Capitán de mar y guerra (Master and Commander), la cual fue llevada al cine en el 2003 obteniendo 10 nominaciones al Oscar y dos estatuillas. La última llegó a sus lectores en 1999, mientras la continuación de esta (The Final Unfinished Voyage of Jack Aubrey) fue interrumpida por el fallecimiento de Patrick.

La saga de Aubrey-Maturin

Esta serie la componen Capitán de mar y guerra (1970), Capitán de navío (1972), La fragata Surprise (1973), Operación Mauricio (1977), Isla Desolación (1978), Episodios de una guerra (1979), El ayudante del cirujano (1980), Misión en Jonia (1981), El puerto de la traición (1983), La costa más lejana del mundo (1984), El reverso de la medalla (1986), La patente de corso (1988), Trece salvas de honor (1989), La goleta Nutmeg (1991), Clarissa Oakes, polizón a bordo (1992), Un mar oscuro como el oporto (1993), El comodoro (1994), Almirante en tierra (1996), Los cien días (1998) y Azul en la mesana (1999).

Uno de los aspectos más destacables de la obra de O´Brian es su exactitud histórica y su recreación de la vida en un velero de guerra, con una crudeza desmitificada de los combates y la situación del marino de la Armada Inglesa.

Por su celoso trabajo de reconstrucción histórica y su aporte a las letras en el habla inglesa, a Patrick O’Brian le fue otorgada la distinción de Comendador de la Orden del Imperio Británico.